PREGONAUTAS

12 propósitos ambientales para este 2021

Por: Luisa Sánchez

Comenzamos este año pensando que todas las cosas malas que sucedieron en el 2020 desaparecían por arte de magia, pero transcurridas ya casi dos semanas del primer mes parece ser que todavía se vienen tiempos complicados. Sin embargo, no por ello hay que bajar la guardia y desanimarse, aún estamos a tiempo de iniciar este año cumpliendo nuestros propósitos y qué mejor que hacer cambios en nuestra vida para ayudar al planeta y sociedad.

Es por eso que te comparto 12 propósitos ambientales para cumplir este 2021 para ponernos como meta realizar uno por mes.

1.-Donar ropa y juguetes que ya no uses.

2.- Sustituir botellas de agua por termo o bote reutilizable.

3.- Disminuir el consumo de agua. (Reduciendo nuestro tiempo de baño, usando un vaso para lavar los dientes, utilizar una cubeta en lugar de manguera para lavar el carro, al fregar los platos mantener cerrada la llave, reutilizar el agua de la lluvia para regar plantas o quehaceres domésticos).

4.- Ahorrar energía. (Desconecta electrodomésticos o aparatos que no estén en uso, utiliza focos ahorradores).

5.-Consume local y orgánico.

6.-Reducir tu uso de papel.  (Di no a publicidad impresa, pide que tus recibos los envíen por correo y trata de evitar tickets).

7.-Planta un árbol nativo de tu región, utiliza plantas de interior.

8.-Utilizar bolsas y recipientes reutilizables en tus compras.

9.-Reducir el consumo de carnes y llevar una dieta balanceada.

10.- Separa, recicla y reutiliza lo que puedas.

11.- Apoya el comercio local y el second hand.

12.- Esteriliza un gato o perro callejero o apoya asociaciones rescatistas.

Nunca es tarde para comenzar, recordemos que todas nuestras acciones tienen consecuencias. Hoy más que nunca el mundo necesita de nosotros, con un poco de ayuda generaremos grandes cambios.

Related posts

De tinta y rebeldía: la última opción del silvanismo

Redacción Pregonautas

Desperdicio de comida, más grave de lo que imaginamos

Redacción Pregonautas

El “Oro verde” michoacano, un superalimento o una catástrofe ambiental

Redacción Pregonautas