PREGONAUTAS

Manual de supervivencia universitaria (No- virtual)

Por: Eduardo Vargas Rodríguez

Bienvenido, colega. Si estás leyendo este artículo sin duda eres un estudiante que busca obtener el mejor desempeño, y cualquiera que sea el motivo por el cual estés leyendo esto -lo cual te agradezco-, sin lugar a dudas te ayudará a reflexionar sobre los hábitos que cualquier buen estudiante de derecho debería desarrollar.

Especialmente me dirijo a todos aquellos alumnos de nuevo ingreso, primer o segundo año, en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales (FDCS) de la Universidad Michoacana de San Nicolas de Hidalgo -aunque también pueda aplicar a universitarios en general-.

Hasta este momento, ya es una generación completa que no ha pisado los pasillos de la facultad (los que ingresaron en 2020), y está por llegar otra nueva que, igualmente se iniciará en las aulas virtuales. Sufriendo del vacío que supone continuar la educación desde las pantallas. Por esa razón, es que he decidido compartirles un poco de lo que es transitar presencialmente por la carrera.

Así, a continuación, les contaré algunos de los consejos que me dieron cuando yo entre a la facultad, y que me siento con la responsabilidad de yo compartirlos también con todos los neófitos nicolaítas:

  1. CONOCE A TUS COMPAÑEROS

Es fundamental que pierdas el miedo a relacionarte, pues de ahora en adelante la vida se va a tratar de eso y tu éxito dependerá de que tan bien entiendas el concepto de Zoon politikón. Anteriormente, se veían a compañeros de todas las organizaciones estudiantiles, por los anexos en donde se encontraban los de nuevo ingreso, invitando a formar parte de su estructura; cuando termine la pandemia, y volvamos a pisar las aulas, sí te logran convencer, intégrate con alguna organización estudiantil, podrás conocer personas que se convertirán en grandiosos amigos, participar en eventos de índole académica, cultural y deportiva, o incluso encontrar al amor de tu vida.

 

  1. MAS VALE UNA PREGUNTA PENDEJA, QUE UN PENDEJO QUE NO PREGUNTA

Palabras del maestro Everardo Chávez Amezcua. Seguramente no estás relacionado con los términos jurídicos y tenga un grado de dificultad entender las clases, pero nunca te quedes con dudas, pregunta, en la mayoría de las ocasiones, para un maestro significa mucho que un alumno pregunte, quiere decir, que está poniendo atención y además tiene interés en la clase. Situación que será tomada en cuenta a la hora de evaluar, de hecho, las participaciones en clase (no en todas las materias) son objeto de evaluación. Así que pregunta hasta la más mínima duda.

 

  1. ¡LEE!

Si has llegado a la carrera de Derecho por no estudiar matemáticas, haz cometido un grave error. Las ciencias sociales son más complejas que las ciencias exactas. El único factor que habrá de determinar tu grado de desempeño académico será cuanto tiempo dediques a la lectura, y que comprendas lo que estás leyendo. Sí no has desarrollado el hábito de la lectura durante tu estancia en la preparatoria, será mejor que comiences a leer, sin importar el tipo de texto. Ahora, que, si ya eres un lector habituado, comienza a buscar textos jurídicos que te adentren en la ciencia del Derecho, pronto tus conocimientos te permitirán hacer análisis y reflexiones más profundas sobre los temas que vayas conociendo en clase.

 

  1. ENCUENTRA DONDE PRÁCTICAR

Aunque en un primer momento, no sea un requisito por parte de la facultad, es indispensable que busques un espacio en donde te acepten para que comiences a practicar, de ese modo, los conocimientos que adquieras en las clases, te serán más fácil comprenderlos y trasladarlos a una realidad material. Ya sea en un despacho jurídico, de meritorio en algún juzgado, en una notaria pública, o en cualquier dependencia o institución que realice actividades jurídicas; practicar significará sacrifico de otras actividades que realices, incluso no te parecerá la idea más agradable cuando te digan que no te van a pagar o será muy poco lo que te paguen, pero conforme te acerques a la recta final de la estancia universitaria, sabrás lo valiosos que fueron los conocimientos prácticos adquiridos en donde sea que hayas practicado.

 

  1. CUIDA TU SALUD

Aunque la vida universitaria suponga tener todo el día lleno de actividades, guarda un espacio, unos minutos al comienzo o al final día, que dediques a alguna actividad física (gimnasio, correr, nadar, etc..); también es importante que cuides tu alimentación: los horarios y la calidad de los alimentos que estás consumiendo; y por último, pero no menos importante, presta atención a tu salud mental (en la facultad hay un departamento de atención psicológica al cual todos podemos acudir sin ningún costo).

Ahora en adelante somos adultos, y los hábitos que practiquemos, son los que nos van a pasar factura mas tarde. ¿Cómo te quieres ver a los 30 años, a los 50, a los 70…?

Para finalizar, espero con sinceridad que estos consejos sean de utilidad, y activen la curiosidad para aplicarlos a tu día a día. Aclaro, no soy el portador de la verdad absoluta, las circunstancias podrán variar para cada estudiante, pero como universitarios, es aquí donde emprendemos el camino para construir el futuro de nuestras vidas; adoptar estos consejos desde ahorita, pueden ser un parteaguas en nuestro desarrollo como estudiantes y futuros profesionales del Derecho.

Related posts

Michoacán: un estado sin justicia

Redacción Pregonautas

Hola, soy un universitario virtual

Redacción Pregonautas

Facultad de derecho: año nuevo ¿clases presenciales? UMSNH