PREGONAUTAS

Emprendedores en estatus: @Entrando en crisis

By: Giovanna Tapia

Me encanta volver a saludarte. Hoy arranco con esta frase:  “En la fiebre de oro los que más ganaron no fueron los buscadores de oro, sino los vendedores de palas”.

Vuelve a leer la frase, ¿Cómo la interpretas?,  ¿Qué te vino a la mente?.

Mi reflexión es la siguiente: Como emprendedor, debemos buscar una oportunidad o necesidad, aprovecharla y ponerla en marcha. Imagínate que tú hubieras estado en la época en la que todo mundo hacia uno y otro y otro hoyo para encontrar oro; ¿quién crees que generó más plata? ¿Los buscadores de oro o los vendedores de palas? ¡Exacto!. Eso pensé que dirías.

Traslademos ahora esta misma manera de razonar para nuestro actual escenario; un escenario “diferente”, un escenario de “cambio”, un escenario de “reinvención”-. Y ahora respóndete a ti mismo, ¿cómo podrías TÚ convertirte en el vendedor de palas, y no en el emprendedor en crisis?.

Tomemos como ayuda estos tres ejemplos de emprendedores en crisis:

  1. Emprendedora A, inauguró hace poco un local que quedó de ¡poca!, vende alitas y hamburguesas. Ahora, por situaciones que no dependen de ella, su negocio debe cerrar a las 7 p.m. y no abrir los domingos. Primera emprendedora en crisis. ¿Cómo puedo pagar la renta, insumos y servicios,  si mi venta más fuerte era después de esa hora? Y los domingos de deportes, ni se diga. -Me cuestionó.
  • Emprendedora Y, dueña de una boutique, venta de ropa, accesorios y zapatos,  prinicipamente para mujeres; decidió entregar el local pues se pidió a la población #QuedarseEnCasa y las clientas no se sentían seguras probándose prendas que pudo haberse probado alguien más .
  • Emprendedor M, emprendedor de una escuela de artes marciales en la ciudad, apasoniado por enseñar a niños y jóvenes, y dedicado completamente a esta vocación. Emprendedor M por las razones que ya conocemos, recibe la cancelación de asistencia a sus sesiones de clase, “hasta próximo aviso”.

Después de leer estas tres historias reales, seguramente te identificaste con alguna, o te parece que ya sabes de quién se trata.

Pero esta columna tiene el objetivo de contribuir, empoderarte y hacerte pensar fuera de la caja; así que ahí te va el final de estas historias:

  1. Emprendedora A se unió con sus vecinos comerciantes, y ahora trabajan con un grupo de chicos repartidores que emprendieron una competencia local a plataformas como Uber Eats, Rappi y DiDi. Prescindió de gastos inncesarios, para posicionarse en sus redes sociales. Ahora cuenta con el servicio a domicilio, y oferta sus servicios con el plus de acompañar sus productos,  con juegos diversos  para toda la familia (UNO, serpientes y escaleras, lotería, etc.).
  • Emprendedora Y, generó un catálogo de sus prendas y accesorios;  creó una página de e-commerce o venta en línea, y lo comparte actualizado diariamente. Emprendedora Y, convirtió su marca en una “coronobrand” o “coronamarca”, que asigna una parte de la venta para asociaciones altruistas que distribuyen cubrebocas y gel antibacterial en zonas marginadas.
  • Emprendedor M, imparte sus clases en línea, desde su dogo. Ofreció el pago conjunto de los 3 meses, con un descuento; buscando solventar el pago de sus costos fijos de los siguientes meses. Los alumnos deben vestir su uniforme en cada clase, interactuando y desarrollando cada uno de los ejercicios frente a sus compañeros y profesor.

Los emprendedores somos innovadores, somos capaces de generar ideas que respondan a cualquier escenario o crisis. Nosotros los emprendedores, vemos áreas de oportunidad, donde otros ven problemas. Estoy segura que tu también tendrás una historia de éxito que contar.  Quédate pendiente para mi siguiente columna aquí, en @PREGONAUTAS.

Sígueme en redes sociales y cuéntame tu historia.

FB MGN Giovanna Tapia

FB Qué rollo con Emprender

Instagram: @giovatapia

Related posts

¿El agua en la bolsa de valores?

Redacción Pregonautas

De tinta y rebeldía: El Juego del Calamar es una realidad que también aplica en México

Redacción Pregonautas

La Alianza Cooperativa Internacional y las cifras del cooperativismo mundial

Redacción Pregonautas