PREGONAUTAS

El cooperativismo, ofrece soluciones frente a la pandemia por el COVID-19

Por: Alejandro Martínez Castañeda

Frente a la pandemia por el COVID, 19 y las terribles consecuencias económicas y sociales que ha ocasionado este problema de salud a escala mundial,  el movimiento cooperativo y, en general, el sector de la economía social, han mostrado no solamente sus fortalezas para encarar la actual emergencia sanitaria, sino que ratifican que el cooperativismo es un modelo que nos puede mostrar el camino para contribuir a superar la crisis mundial que se vive.

En efecto, las entidades pertenecientes dicho a sector han demostrado su solidaridad, fuerza y resiliencia ante la pandemia por Covid-19, desplegando diversas e innovadoras acciones para hacer frente al actual contexto mundial.

Medios de comunicación que difunden y promueven el modelo cooperativo dan cuentan de múltiples ejemplos sobre cómo han enfrentado la pandemia las cooperativas en algunos países. Por ejemplo, “ante los primeros casos de Covid-19 en la localidad de Mokolo, Camerún, la Asociación de Cooperativas de Salud de ese país tomó la posta y comenzó una rápida distribución de mascarillas y jabones. Asimismo, llevó adelante una campaña para informar al público en general sobre los cuidados ante la pandemia”, relata el sitio La Gaceta de Cooperar.

“En Colombia, las empresas de salud del Grupo Coomeva asistieron a 66.807 personas con diagnóstico positivo, realizaron el seguimiento a 244.000, practicaron 333.000 pruebas. También, atendieron 300.596 llamadas de posibles casos, respondieron 1.138.178 teleconsultas, y tuvieron 6.898 hospitalizaciones, de las cuales 1.600 debieron ser atendidas en las Unidades de Cuidados Intensivos”, destaca dicha publicación.

En tanto, los miembros de la Unión de Cooperativas de Consumo y de la Federación Nacional de Trabajadores y Consumidores de Seguros de Japón confeccionaron delantales y mascarillas de prevención, que se entregaron de forma gratuita a las cooperativas sanitarias, los centros médicos y las comunidades en general.

“El hecho de ser una cooperativa afecta de lleno a nuestra forma de hacer las cosas. Nuestra identidad cooperativa nos compromete con un enfoque sanitario humanizado, con vocación de servicio y con un modelo de gestión que sitúa a las personas en el centro. Esto se refleja en acciones concretas”, remarcó a la prensa Carlos Zarco, presidente de la Organización Mundial de Cooperativas de Salud (IHCO, por sus siglas en inglés).

Por su parte, la Alianza Cooperativa Internacional (ACl), ha reconocido los terribles efectos que ha provocado la pandemia. Sin embargo, dicha organización ponderó  la acción cooperativa para enfrentar esta crisis.

“Podemos estar seguros de que tampoco hay rincón del mundo donde no exista una expresión de cooperación, solidaridad o ayuda mutua. Nuestras organizaciones han sido el año pasado, y lo siguen siendo todavía, ejemplos de cómo las sociedades pueden salir de las crisis cooperando. Los más de mil millones de miembros de Cooperativas seguimos actuando a escala global para demostrar que nadie se salva solo”, subrayó la ACI.

Representantes del cooperativismo de varios países han coincidido con la tesis del citado organismo cooperativo, en el sentido de que la pandemia no puede ser una oportunidad para que se acentúe a escala global el paradigma de la competencia y la especulación. Debe ser, al contrario, la oportunidad histórica para profundizar a escala global la identidad cooperativa y marcar el camino de salida de la crisis.

Related posts

¿Eres parte de la crueldad animal?

Redacción Pregonautas

Tinta y rebeldía | El nuevo comienzo que nunca empezó

Redacción Pregonautas

El “Oro verde” michoacano, un superalimento o una catástrofe ambiental

Redacción Pregonautas